sábado, agosto 19, 2006

COMPROMETERSE

Amigo mío: quiero hacerte dos preguntas, que me parecen importantes, decisivas: ¿Vale la pena entregarse para toda la vida? ¿Es el ser humano capaz de tal decisión?
La alegría sólo se encuentra dándose. Es una consecuencia. Y, me parece, vivimos en un mundo cargado de tristeza. Algo tendrá que ver con la entrega, digo yo. La entrega de lo que soy y tengo.
"El compromiso para ofrecer en primera persona una contribución propia ante las necesidades de este mundo es una gran cosa. ¡Buscad las ocasiones para hacer el bien! ¡El mundo necesita de esta voluntad, necesita de este compromiso! Y luego quizás una palabra sería: ¡el valor de decisiones definitivas! El mundo está en movimiento de manera dramática: ahora puedo disponer continuamente de mi vida entera con todos sus imprevisibles eventos futuros: con una decisión definitiva ¿no ato mi libertad y no me privo de la libertad de movimiento? Despertar el valor de osar decisiones definitivas, que en realidad son las únicas que hacen posible el crecimiento, el camino hacia adelante y el alcanzar cualquier cosa importante en la vida, las únicas que no destruyen la libertad, si no que le ofrecen la justa dirección en el espacio. Arriesgar esto, este salto -por así decir- en el definitivo, y con eso acoger plenamente la vida, esto es algo que con dicha quisiera poder comunicar".
Amigo mío, te invito a probar. Creo que vale la pena.

11 comentarios:

caminante dijo...

Gracias al autor. Seguro que ha hecho bien. Queda en la penunbra el porqué. Son muchas las interpretaciones que caben. No voy a hacer ninguna. No me gusta jugar a adivino.
Me queda el consuelo de que alguien ha leído lo escrito.
Un fortísimo abrazo al "caminante" desconocido.

Jose Menchon dijo...

Lo curioso es que el ser humano no para de comprometerse, (con la familia, los amigos, la practica de un deporte, un hobby, la hipoteca....), quizas el tema sea que la religión no se vea como algo "normal" que merezca ser tomado tan en serio...

Grave error pq comprometerse con Dios SI VALE LA PENA!!!!!

caminante dijo...

Hay razones más que suficientes para jugarse la vida a una sola carta. Vale la pena. Gracias por tu comentario, José.
Ya lo decía Marisol, en sus buenos tiempos: "Porque toda mi vida a tu número jugué" yo he tenido mucha suerte.Vale la pena.
Guardarse avaramente la vida es la muerte. ¡¡¡Qué pena!!!
El Ruiseñor sí sabía de entrega hasta la muerte cuado tiñó con su sangre la rosa blanca. Y cantaba.
La vida -cuando se entrega- se transforma en alegría.
Un fortísimo abrazo.

estrella fugaz dijo...

LA ENTREGA ! .... ¿Acaso se entrega el 100% y se recibe el 100%?Por desgracia suele ser uno el que da su entrega en totalidad pero no recibe lo mismo.Con Dios seguramente es diferente porque El sabe Amar; pero no puedo comparar cuando alguién da su Vida a Dios que sabe que recibe ese 100%, como por ejemplo un sacerdote, a la entrega entre hombre y mujer. Aunque contemos con la ayuda de Dios nunca nos da lo que necesitamos de esa relación, en cambio El nos pide una vida de fidelidad, comprensión, respeto,... pero no es así, es como si nos pusiera trabas en el camino y siempre tropezamos; me cuesta seguir el camino de Dios cuando me quita lo que quiero, y hoy en día las personas no saben AMAR valoran antes, quieran o no, el materialismo y el egocentrismo. Nos tendrían que dar clases de como saber Amar y entregarse sin pedir nada a cambio.

Eduardo Tetera dijo...

Ese es el perfecto resumen del sentir del mundo pa afrontar el futuro con esperanza.

Cuando las cosas van mal, siempre hemos pasao el puntito ese de echar palante como sea, apretar los dientes y funcionar.

Y al final la esperanza es siempre la creencia en tó lo que estás haciendo.
Abrazo fuerte
venga

caminante dijo...

Cara Estrella Fugaz: gracias por tu comentario. Me llena de alegría y esperanza. Me da nuevos ánimos. Una serie de acontecimientos me hacen estar un poco lejos del Blog. La vida es rica y, a veces, no se llega a todo. Mientras fuera suenan las gaitas, panderetas, panderos... te contesto.
¿Sabes por qué en la tierra no se recibe el cien por cien? Porque nadie puede llenar nuestro colrazón. Tiene capacidad infinita y sólo Dios puede llenarlo. Pero no temas entregar la vida entera. Vale la pena.
Dios no nos pone trabas. Camina con nosotros. Está siempre a nuestro lado.
¿Curioso o providencial? Hoy leí un capítulo de un libro que te recomiendo: Razones para amar, de José Luis Martín Desclazo. Sencillamente maravilloso. Es una buena contestación -ese capítulo y todo el libro- para tu pregunta. Y allí hace referencia aorro libro de León Tolstoy, que también te recomiendo: Sonata de Kreutzer. Si te animas...
El 16 de este mes encontrarás más RAZONES.
¿Quieres una pequeña "lección"? Ama a tumba abierta, no busques nada a cambio, ama de veras, no busques que te quieran... Es la mejor manera de ser feliz. Y de encontrar el Amor.
¿Re3cuerdas a la protagonista de "Una maravilla con clase"? Te recomiendo que la reveas.
¡Cuántas cosas has dicho en esas casi seis léneas...!
Tú sabes amar.
Un fortísimo abrazo.
Perdona; se me olvidaba. ¿Tendrás tiempo para reler mi POST: AQUILARIA ME PREGUNTA. Está allá por el mes marzo de este año. En mi Blog.

caminante dijo...

Gracias, Caro Eduardo, por tus ánimos y por tu coementario.
Espero retomar pronto la frecuencia en los comentarios.
Un fortísimo abrazo.

caminante dijo...

Cara Estrella Fugaz: debo corregir tres erratas de la contestación:
-donde dice "aorro" debe decir "a otro".
Y el libro de Tolstoi es: Sonata Kreutzer o La Sonta de Kreutzer.
Y no es TOLSTOY sino TOLSTOI.
Gracias.

Anónimo dijo...

obrigada pela sua visita no pegadas. voltarei sempre. um beijo

Anónimo dijo...

rute

caminante dijo...

Gracias, usuario anónimo. Quiero entender que no eres tan anónima, Rute. Dios te bendiga.
Un fortísimo abrazo.