viernes, febrero 10, 2006

CAPACES DE SUPERAR LO CREADO

Va dedicado a un buen amigo. Espero que le ayude.
"...cada individuo tiene un origen biológico por una parte, pero por otra no es el mero producto de los genes existentes,del ADN, sino que procede directamente de Dios.
El Ser humano lleva el aliento de Dios. Ha sido creado a imagen y semejanza de Dios, es capaz de superar lo creado. Es único.Está en los ojos de Dios y unido a Él de manera especial. Con el ser humano se introduce realmente en la creación un nuevo aliento, el elemento divino. Ver este particular ser creado por Dios es muy importante para percibir la unicidad y la dignidad de la persona y, con ello, la razón de todos los derechos humanos. Confiere al ser humano el respeto a sí mismo y a los demás. En él está el aliento de Dios. No es una era combinación de materiales, sino una idea personal de Dios" (Benedicto XVI).
Caro amigo: te invito a repensar estas ideas. Seguro que haremos que el mundo sea un poquito mejor. Tampoco se nos pide mucho más. Solucionar todo el mal no está en nuestras manos.



10 comentarios:

aprendiz dijo...

:) Fui vagueando de blog em blog e acabei aqui!E que boa surpresa!

Voltarei...é certo!

caminante dijo...

Gracias, Aprendiz. Espero que siga ayudándote a aprender.
Visitaré, con calma, tu Blog.
Un fortísimo abrazo.

Vítor Mácula dijo...

Caro Caminante.

Gal. 3, 28.

;)

Abraço forte.

caminante dijo...

Caro Víctor:la Sagrada Escritura no se puede citar troceada, pierde sentido. La cita entera de San Pablo es: "En efecto, todos sois hijos de Dios por medio de la fe en Cristo Jesús. Por que todos los que fuisteias bautizados en Cristo os habéis revestido de Cristo. Ya no hay diferencia entre judío y griego, ni entre esclavo y libre, ni entre varón y mujer, porque todos vosotros sois uno solo en Cristo Jesús. Si vosotros sois de Cristo, sois tambièn descendencia de Abraham, herederos según la promesa".
Ser hijo de Dios es lo decisivo. No importa ni la raza, ni el color de la piel, ni el ser hombre o mujer.
Te pongo dos citas que pueden ayudarte: El hombre, por el Bautismo se reviste "no de cualquier hermosura o de cualquier valor, sino del mismo Jesucristo, que es la suma de toda hermosura, de todo el valor, de toda la riqueza" (S. Juan de Ávila: Lecciones sobre los Gálatas, ad hoc). Y la otra: "No hay, pues, más que una raza:la raza de los hijos de Dios. No hay más que un color: el color de los hijos de Dios. y no hay más que una lengua: esa que habla al corazónn y a la cabeza, sin ruido de palabras, pero dándonos a conocer a Dios y haciendo que nos amemos los unos a los otros" (San Josémaría Escrivá, Es Cristo que pasa, 106).
Esa es la cuestión: la dignidad viene dada por ser criaturas de Dios que pertenecen a Cristo. Y somos suyos por derecho de conquista en la Cruz, precio de sangre.Dios no hace distinciones.
Pero seguirá habiendo blancos, negros, amarillos, hombres y mujeres...Pero, eso sí, todos hijos de Dios.
Creo responder. ¿O me equivoco?
Un fortísimo abrazo.

Confessionário dijo...

É tb muito amor da parte de Deus...

caminante dijo...

Caro con fessionario, Dios es Amor y lo reparte a manos llenas. Como bien dices su amor es inmenso y no conoce barreras. Nos ama porque somos sus hijos.
Gracias por tu comentario.
Un fortísimo abrazo.

Vítor Mácula dijo...

Caro Caminante.

Era precisamente isso que explanas que eu quis indicar com a citação.

E acrescento, mais do que as diferenças genéricas, também as particulares se mantém... Por isso Pedro tem uma personalidade diferente de Paulo etc

Precisamente, a unidade é espiritual. Mas há decorrências teóricas e práticas, como sempre no "espiritual".

E por ora quedo-me.

Obrigado pela Encíclica enviada e por tudo, e abraço forte.

caminante dijo...

Caro Víctor, perdona si no te interpreté bien. Me alegro de coincidir contigo en el significado de la cita.Espero que podamos seguir compartiendo.
Un fortísimo abrazo.

Catarina dijo...

É verdade, temos a dignidade de filhos de Deus. Pena que muitos não queiram aceitar esse dom. Mas a escolha é nossa.
Abraço em Cristo.

caminante dijo...

Gracias Catarina por tu presencia en el Camino. Intentemos ser buenos hijos y muchos descubrirán la belleza de serlo.
Un fortísimo abarzo.