viernes, enero 25, 2008

LA ELEGANCIA DEL ERIZO

Amigo mío, las páginas de un libro son remansos de paz muchas veces. Aldabonazos secos, por sorpresa, en el portalón del alma, otras. Murmullos de brisa entre los árboles. Chasquidos de olas tercas contra la roca. Cargados de sorpresas.
Todo esto, y más, me lo encuentro cada día al leer "La elegancia del Erizo". Te lo recomiendo.
Te copio lo siguiente: "'Me hicieron, por la guerra y por la paz, tantos reproches... Pero todo llegó a su hora... Todo llega cuando tiene que llegar para quien sabe esperar' (Guerra y Paz).
Daría cualquier cosa por leer directamente en ruso. Lo que siempre me ha gustado en este pasaje es el ritmo, el balanceo de la guerra y de la paz, ese flujo y reflujo en la evocación, como la marea sobre la arena se trae y se lleva los frutos del mar" (p. 114). Son palabras de Renée, la portera.
Los libros, los buenos libros, amigo mío, son tesoros escondidos que sólo se entregan a quien los ama. Necesitan ser acogidos en silencio.

(Foto: Caminante)

11 comentarios:

Tanhäuser dijo...

Maravilloso post, Caminante.
Siempre recogiendo bellas palabras en tu casa.
un abrazo

Tchivinguiro: onde nasci. dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Tchivinguiro: onde nasci. dijo...

Tienes razón, necesitan ser acogidos en silencio. Me gustó mucho lo que escribiste. Decidi traducirlo al portugués:

Meu amigo, as páginas de um livro são, muitas vezes, remansos de paz. Outras vezes, pancadas secas, por surpresa, no portão da alma. Murmúrios de brisa entre as árvores. Estalos de ondas teimosas contra o rochedo. Carregados de surpresas. Tudo isto, e mais, encontro cada dia ao ler “A elegância do Ouriço”. Recomendo-to. Copio-te o seguinte: “’Fizeram-me, pela guerra e pela paz, tantas repreensões… Mas tudo chegou à sua hora… Tudo chega quando tens que chegar para quem sabe esperar’ (Guerra e Paz). Daria qualquer coisa por ler directamente em russo. O que sempre gostei nesta passagem é o ritmo, o balanço da guerra e da paz, esse fluxo e refluxo na evocação, como a maré sobre a areia que traz e leva os frutos do mar” (p. 114). São palavras de Renée, a porteira. Os livros, os bons livros, meu amigo, são tesouros escondidos que só se entregam a quem os ama. Necessitam ser acolhidos em silêncio.

Abrazo.

Utopia dijo...

Lo que me fascina es la elegancia de tu pluma. Si escribes algún libro házmelo saber. Y si aún no lo has realizado... piensa en ello.

Sei que existes dijo...

Um bom livro é sem dúvida alguma um tesouro para quem o lê com sabedoria e amor, pois irá contribuir para o crescimento pessoal do leitor...
Beijo grande

caminante dijo...

tanhäuser, intento que, quien me visita, lleve un buen recuerdo. Me alegro que así lo hayas visto.
Un fortísimo abrazo.

caminante dijo...

tchivinguiro, gracias por tu nueva traducción. Perfecta. Haz de mis palabras el uso que mejor veas.
Un fortísimo abrazo.

caminante dijo...

utopía, gracias por tus`palabras. Lo repito de nuevo, son ánimos como los tuyos los que empujan para seguir escribiendo. Puedo decirte que lo que escribo lo pienso, muchas veces lo rezo, y siempre pongo en ello mucho cariño. Quizá sea eso lo que da relieve a palabras normales.
Tengo un libro escrito desde hace muchos años, tengo relatos cortos... y no tengo tiempo para escribir. Mato el gusano con este blog.
De todos modos, si quieres, me escribes a mi dirección de correo y podemos contarnos más cosas.
Un fortísimo abrazo.

caminante dijo...

sei que existes, muchas gracias. Palabras como las tuyas, reconfortan.
Un fortísimo abrazo.

haciendo camino dijo...

Bonito post Caminante, siempre deleit�ndonos con estos maravillosos art�culos.
Un abrazo muy fuerte.

caminante dijo...

haciendo el camino. gracias por tus palabras. Nos veremos pronto.
Un fortísimo abrazo.