jueves, noviembre 04, 2010

MUÑECA ROTA

Amor y deseo no se compadecen.
El amor tiene vocación de eternidad.
El deseo, como el rocio mañanero, se desvanece.
Y termina solo, olvidado en la playa desierta del hastío.
Roto.
La persona no es una muñeca.

"Es verdad:
no podéis y no debéis adaptaros a un amor reducido a mercadeo,
que se consume
sin respeto de uno mismo ni de los demás,
incapaz de castidad y de pureza.
Eso no es libertad"


"Ciertamente
cuesta también sacrificio vivir de manera verdadera el amor,
sin renuncias no se avanza por este camino,
pero estoy seguro de que vosotros
no tenéis miedo del cansancio de un amor comprometido y auténtico.
¡Es el único que al fin y al cabo
da la verdadera alegría!"

8 comentarios:

Sinais no Mundo... dijo...

Hoje como sempre passei por aqui...para te segredar que também morri por ti contigo no pensamento...

Sê Feliz estarei contigo em todas as Horas!

Cristo

Eos dijo...

Que razón tienes espero que esta entrada la lea mucha gente y le haga pensar a muchos

caminante dijo...

Sinais do mundo, cierto: Somos un pensamiento hecho carne. Dios nos quere siempre. Sin esto la vida no se entiende.
Un fuerte abrazo.

caminante dijo...

Eos, lo bueno de mi post no es mío. Por eso tiene tanto valor.
Gracias por visitarme.
Un fuerte abrazo.

Anónimo dijo...

Una persona acaba siendo una muñeca rota cuando se da cuenta de que no era querida o amada como creía.

Esto está al orden del día...

caminante dijo...

¡Qué gran verdad la que dices! Sólo el que ama de veras nos afirma en el ser, no nos convierte en muñecas rotas.
Dios nos quiere de veras, somos un pensamiento suyo. eterno, hecho carne. Y, por nosotros, dio la vida en la Cruz. Más amor, imposible.
Perdona que no haya contestado antes. Trabajos minsiteriales me han llevado a tierras peruanas hasta hoy.
Un saludo.

Anónimo dijo...

Dios nos ama y siempre está a nuestro lado.Aquí en La Tierra escuchamos a menudo "te amo" cuando en realidad el que lo dice,no lo siente.A menudo se hacen promesas que rápidamente caen en el olvido...Es muy triste.

Espero que el viaje por tierras peruanas fuese fructífero.
Un saludo.

Manuel de Santiago dijo...

Mi querido Anónimo siento contestar tan tarde. Pero no tengo la costumbre de ir a Post anteriores, pero debo ir. Si no me perderé las joyas que tú escribes. Gracias.