miércoles, abril 25, 2007

AL ATARDECER DE LA VIDA

(Foto: Caminante)

La muerte es un hecho inexorable.

No es bueno morirse de repente, sin previo aviso: "De la muerte repentina, líbranos, Señor". Rezaban, sabedores de ello, nuestros mayores. Y hemos de seguir haciéndolo.

El Doctor Vallejo-Nájera dejó escrito: "Yo siempre he tenido terror al momento de la muerte... Dios mío, has hecho el favor de avisarme (enfermo de cáncer). El que avisen a un cristiano de la proximidad de la muerte es el mayor favor que se le puede hacer. Uno de mis temores ante la muerte era no tener tiempo de poder rendir cuentas a Dios y me ha dado esa oportunidad. Y así se lo dije al médico, que se quedó muy perplejo".

Lo cuenta en "La puerta de la esperanza".

71 comentarios:

joaquim dijo...

«Estai preparados, vós também, porque o Filho do Homem chegará na hora em que menos pensais» Lc 12, 40

«O que vos digo a vós, digo a todos: vigiai!» Mc 13, 37

Obrigado pela chamada de atenção.

Abraço em Cristo

un dress dijo...

não penso na morte!

quando vier...há-de vir...



abraçO:)

Polvorilla dijo...

Que importante tener el tiempo suficiente para aceptar y despedirnos, y que importante y satisfactorio la labor bien realizada,intentaré morir cada día para poder vivir.
Un fuerte abrazo.

Cristian dijo...

El padre Hurtado agradecía a Dios lo mismo hace más de 50 años... gran entrada. Bendiciones.

Alma dijo...

Debo decir que tuve una prima que tuvo el tiempo de despedirse, de disfrutar la vida hasta el último segundo. Para mi fue un ejemplo de vida, de lucha, de dignidad.
Pasaron ya siete años, y cuando la recuerdo, entre sonrisas siempre sale una lágrima por su ausencia.
Un abrazo

Sade dijo...

Solamente espero que me encuentre preparada y humildemente dispuesta para irme con Él. Es lo que siento.

Aiguamel dijo...

No sé que decir, quizás no es un tema muy madurado por mi parte, sé que necesito vivir y disfrutar de cada momento, para poder saber morir de la misma manera

Un abrazo

gota de chuva fria dijo...

É um tema sobre o qual tenho pensado bastante ultimamente, face aos acontecimentos que se têm passado à minha volta. Mas mais na morte dos outros que na minha.
Assusta-me pensar no choque da morte repentina de quem está ao nosso lado. Na repentina e em qualquer uma...
Abraço

Sei que existes dijo...

Que texto bonito e sábio puseste neste pots! Gostei de o ler e reflectir sobre isso...
Beijos

Elbereth y su silencio dijo...

Siempre he pensado lo mismo. ¡Dios mío que no me muera de repente, sin haberme dado tiempo a despedirme de los míos, sin haber pedido perdón, sin haber hablado una última vez con todos los amigos.

leituras dijo...

Sábios os dizeres dos nossos maiores.

Ter tempo de acertar as nossas contas com Deus, é uma graça pela qual já pediam os nossos avós.

Boa semana

Tozé Franco dijo...

A velhice significa muita experiência e sabedoria. Há que saber escutá-la.
Um abraço.

Alma dijo...

Espero tener el tiempo suficiente para despedirme de los mios...que sepan que los amo, que si fui poco demostrativa fue por timidez. Que sepan que los llevo en el alma, que cada momento lo atesoré, lo guardé en cajitas de cristal.
Solo espero...tener el tiempo, para que lo sepan.
Besos enormes

Ana dijo...

Creo que lo que da sentido a la vida es el hecho de que existe la muerte, las dos caras de la misma moneda. Mucha gente me dice que prefiere morir de repente, sin enterarse. Lo que en realidad temen es el dolor y el sufrimiento.
No sólo para los cristianos es importante estar preparados para la muerte y saberlo con antelación. Personalmente creo que es un derecho del ser humano poder prepararse para tan importante acontecimiento... quizás el más importante de una vida, con el nacimiento.
Un saludo
Ana

padeirinha dijo...

Formidável a atitude desse médico.
Conheci um homem fantás tico que pedia o mesmo. Mais: dizia que queria ter tempo para se preparar e 'sofrer' para melhor se unir a Cristo. Foi levado repentinamente numa morte indolor e abençoada. Uma graça enorme que lhe foi concedida por estar preparadíssimo.

JOSÉ GUTIÉRREZ dijo...

Hola:

Me siento identificado con esta idea y deseo de todo cristiano.

Felicidades.

En los Dos Corazones

A moonclad reflection dijo...

hermoso,saludos

Pe. Vítor Magalhães dijo...

"Eu estou sempre convosco, todos os dias, até ao fim dos tempos" (Mt. 28, 20b)

A COR DO MAR dijo...

Ola Caminante, ha longo tempo nao te visitava, mas estas sempre cá dentro ;)
Muitas Felicidades
Beijinhos*

José Antonio dijo...

No existe el temor a la muerte si se esta en gracia de Dios. Un abrazo.

Ana Prado dijo...

Assusta-me a morte repentina dos que amo. Mas a minha, talvez por egoísmo, e porque tem de vir, que venha sem eu me dar conta de que chega...

Anónimo dijo...

Creo que todos deberíamos tener un minuto para poder despedirnos de nuestros seres queridos, para poder decirles un último "TE QUIERO", para poder dedicarles una última sonrisa. Por eso, no creo que sea justo que llegué el momento sin avisar. Sé que tenemos que vivir cada día como si fuese el último, pero por mucho que lo hagamos, nunca es igual el sentimiento que cuando realmente sabes que es el final. He vivido una situación parecida, alguien muy querido se fue de este mundo, y quizás se fuese enfadado y sin poder oirme decirle cuanto le quería! Aunque realmente, creo que siempre se puede decir, no me canso de repetirselo, todos los días, desde hace ya 5 largos años, tengo para él un pensamiento, una oración, y sé que los recibe y vive conmigo. Lo más importante, para una muerte repentina, es estar preparados moralmente, tener el alma limpia para ser recibidos en el Cielo por Dios y su Santisima Madre.

sombra dijo...

Desearia de todo corazón no morirme sin ser madre....tal vez suene ridículo, pero recuerdo una frase en época de etudiante que me decían que uno cuando se muere es porque ya cumplió con su deber en la Tierra..... si considero que ser Madre es mi vocacion,... ¿porque Dios me lo está poniendo tan dificil?... ¿porque unos no quieren tener hijos y Dios se los da y otros seguimos los pasos que Dios nos pide y nos lo niega? no me diga que espere ¿a que? ... a que me muera.Pierdo la fe y pienso que al final haré lo que Dios no quiere que haga, y no es porque no haya puesto los medios para esa lucha diaria,.... eso día a día en cierto modo me destruye interiormente.

Anónimo dijo...

Sombra, dejame hacerte una pregunta. Por qué tienes tan claro que ser madre es lo que Dios quiere para tí? Y no por el contrario, pues ese pequeño sacrificio de ser fiel en tu matrimonio y tener por hijos a muchos otros? Perdoname, pero creo que debes sentarte ante el Sagrario y abrir el alma, verás como el Señor te guiará por sus caminos y te enseñará poco a poco lo que te está pidiendo con esa espera!! Confía!

rui-son dijo...

Eu não costumo pensar na morte, já me disseram que isso é sinal de que tenho medo dela. Não sei, são teorias. O que sei é que tento não ter medo da vida, com a morte preocupo-me na altura certa.

A questão que levantas é interessante. Não sei se preferia morrer sem aviso, mas tranquilo. Ou se preferia saber, para poder despedir-me das pessoas de quem gosto, mas viver os últimos tempos em sobresalto. Não sei mesmo.

Jake dijo...

hola caminante...me sentí rara al entrar al blog tuyo...regresándote la visita y tu comentario...muy bueno por cierto...
lo raro es que no reconozco a nadie de los que te postean y es para mi como un contexto social nuevo...
como cuando vas de visita a algún lugar, trabajo, bar, donde no solés ir habitualmente...
así...
esa sensación...

te espero de nuevo...ah..esa letra de machado es una de mis favoritas junto con el piu avanti de almafuerte...

beso

J

anawîm dijo...

Então, vivamos intensamente este dia, como se fosse o último,
Não de modo triste, ou querendo abarcar esta vida, como se fosse o único bem que possuimos... mas vendo-a como uma flor que nasce, cresce, floresce, e lança semente...e floresce numa outra vida

Alberto dijo...

Caminante hay muchas reflexiones interesantes sobre el tema de la muerte, pero me ha llamado la atención SOMBRA. Me gustaría poder decirle al oído que la vocación, el deseo de Dios no siempre coincide con el nuestro. Ya San Agustín se planteó que había dos voluntades la de Dios y la propia y que no podíamos intentar plegar la de Dios a la nuestra. Nosotros podemos hacer nuestra voluntad -para eso somos libres- pensando que eso es lo que nos hará feliz, pero es un triste error, solo seremos felices si hacemos la voluntad de Dios. Esa voluntad de Dios no la entendemos, ¡naturalmente! si fuera sí estaríamos poniendo a Dios a nuestra altura, lo estaríamos abajando, ni la Virgen María entendió la voluntad de Dios, ni en el momento de la Anunciación, ni en el momento en que el Niño se perdió en el Templo, pero siempre la aceptó.
SOMBRA intenta ver a Dios en lo que haces, en donde estás, en lo que eres.

tia k dijo...

Si siempre fuera de esa manera seria genial, pero la vida no es asi y nos da esa malas experiencias sin tiempo de nada .....en mi caso ha sido asi y es terrible .

Un gran abrazo!!!!!!

Juan Carlos dijo...

Ojala que me avise pero no con tanta anticipación


Que tengas un excelente fin de semana
;)

Alberto dijo...

Sombra, si te sirve, te ofrezco esta selección del Salmo 144.
Señor, te estoy llamando, ven de prisa
escucha mi voz cuando te llamo.
...
no dejes inclinarse mi corazón a la maldad,
a cometer crímenes y delitos;
ni que con los hombres malvados
participe en banquetes

Miguel Angel dijo...

Vivo entre una gente que no tiene miedo a la muerte, quizás porque es muy frecuente la muerte repentina o por accidente. La muerte es algo normal.
De ellos he aprendido a tener más presente las palabras de Jesús: “Estad preparados…”
¡No hay nada mejor que estar en gracia de Dios!

sombras(mi foto) dijo...

Saludos desde la noche...

Tanhäuser dijo...

Qué miedo nos da Ella, ¿verdad?
Un abrazo

PANCHITO dijo...

Caminante, como bien sabes al atardecer de nuestras vidas nos examinaran del amor. Eso es lo que parte del legado que nos ha dejado uno de los grandes maestros de la mistica española y universal. Por que el lenguaje del amor, como el de las matematicas, es universal. Y a semejanza del dia que languidece, en nustra vida tiene que intensificarse el deseo por vivir, por amar sin mirar a quien, haciendo de prisa el bien, que el mal no pierde nunca el tiempo.

Jose Alberto dijo...

Sombra acabo de ver la última parte de la saga del superheroe arácnido, SPIDERMAN 3. La trama gira en torno al debate que se genera en el interior del joven PETER PARKER al enfundarse el traje de superhéroe y luchar contra un enemigo al que nunca antes se había enfrentado. Contra si mismo. En él se generan sentimientos de odio, venganza, resentimiento... pero al final del filme, como ocurre en la vida triunfa la verdad. No su verdad, sino la Verdad que está enraizada en el perdón, la compasión, la pequeñez y finitud de todo ser humano.

Es verdad la batalla más grande se libra por dentro, y al igual que el joven Parker todo aquello que siembra duda, temor o simplemente quita la paz a nuestra alma, eso no nos conduce a la Verdad. Finalmente, recojo las palabras de un sabio del siglo IV. Es preferible andar cojo por el camino correcto, que andar deprisa por el camino errado, por que mientras más corremos más nos alejamos de la meta.

Sombra, bucea en las profundidades de la Verdad, y así disiparás las tinieblas de la duda que se cimbran en torno a ti.

Eli dijo...

:)

Daniellha dijo...

Caminante...pasé por aquí y me dejas una reflexión. La vida se va de una manera a veces tan inesperada, que debemos prepararnos para lo único que tenemos seguro. Sólo dando amor y poder ayudar a los demás se justifica nuestra estadía en este mundo.
Un abrazo.

Bichito de luz dijo...

La muerte, da para tanto, pero quiero traer al recuerdo lo siguiente:
"la muerte con pies iguales
mide la choza pajiza
y los palacios reales"
"Que inútiles las guerras por ganar territorios, cuando despues los de un bando y otro son sepultados bajo la misma tierra"

No somos dueños da nada, solo de nuestros pensamientos, y a veces hasta estos se nos descontrolan, entiendo el sentido del post,
como "tenemos que vivir cada segundo, como si en cada segundo podemos perder la vida", estar preparados porque "lo que nos separa de la Eternidad es solo un respiro"


Un abrazo cariñoso desde el sur.

Panflín dijo...

Desde hace tiempo veo la muerte de forma sencilla, como una parte más de la vida; está claro que todos somos distintos y sujetos a distintos avatares, pero NACER y MORIR son dos hechos de vida que tenemos en común.

Sin embargo, aunque sea una parte más de la vida, muchas personas tienen miedo a "vivir su muerte". Esto lo entiendo, y a mí también me da un poco de miedo si lo vas a vivir entre dolores, agonías y sensaciones de ruptura interior (física y espiritual).

Tengo la fortuna de vivir en un contexto donde la ciencia permite normalmente que "vivas tu muerte" con mucha más relajación física. Así que realmente lo único que me preocupa es aquello que pueda dejar atrás (hijos, compromisos inacabados) y el sufrimiento que pueda provocar a los demás.

Hoy día no suelo pensar en mi muerte, aunque es una sombra que nos acompaña siempre. Pero cuando se me viene a la cabeza, la veo como algo natural, como una transición hacia esa vida más plena que también nos une a todos.

Gracias, caminante, por visitar casualmente mi blog, y por dejar conscientemente tu comentario. Ya sabes que no puedo distraerme mucho, pero hoy me ha gustado visitar este espacio tuyo y corresponderte.

Vítor Mácula dijo...

A alegria de preparar-se para morrer... difícil, e tão verdadeiro.

Bolas, mais um para eu procurar e ler ;)

Abraço, Caminante

elsa nyny dijo...

Holá Caminante!

Que lindo este post!
Pois...eu penso sempre que amanhã já posso não estar cá, por isso o meslhor mesmo é viver cada dia como se fosse o último...

:)

La Hormiguita Cantora dijo...

todos tenemos un respeto a la muerte. tememos por la incertidumbre, por el miedo al dolor, a la vejez, a que todo se termine pero nos queden cosas pendientes... pero aparte de aquel natural temor, no tengo aprehensiones extras simplemente pq trato de vivir lo mejor que puedo siempre.

saludos

A moonclad reflection dijo...

La Muerte es solo la recompensa o el castigo a lo q hacemos en la vida...depende de nosotros

MeTxA dijo...

la muert solo es un transito?
no se, no importa, simplmnt va a okurrir, y no sabs lo k t vas a nkontrar,
pro... xk, ay gnt k se suicida y va al infierno x abrlo exo, no lo ntiendo s su vida tb podrian kontrolar su muert, o simplmt somos siervos d algien (dios) k asta tan punto nos controla? nunka lo pude ntndr,

la muert kambio mi vida, y s kuando dj d creer n muxas kosas, simplmnt xk, s muerio algo d mi

Pe. Vítor Magalhães dijo...

A morte é ma passagem para o desconhecido,... para uma "vida" que não tem fim!

Gitana dijo...

no lo habia visto de esta manera, no sabes q bien me cayo este post en este momento.... no tenes idea de verdad!

caminante dijo...

JOAQUIM; la muerte sella definitivamente lo que somos. Quien vive bien, muere bien. Y el Padre Dios le espera para darle el abrazo definitivo y para siempre.
Vale la pena no perder de vista la meta.
Un fortísimo abrazo.

caminante dijo...

UN DRESS: el buen estudiante piensa en el examen final. Y se prepara con ilusión y con toda el alma. En el momento de la muerte nos jugamos nustro destino eterno. Es bueno pensar en la muerte. No como pensamiento obsesivo ni como algo terrorífico. Tampoco pensaba en la muerte el Hombre Rico. Y escuchó: "Necio, hoy pedirán cuente de tu alma".(Necio en el sentido de quien no quiere saber).
Un fortísimo abrazo.

caminante dijo...

POLVORILLA; tú lo has dicho: morir cada día a lo que nos aparta de Dios y vivir, cada día, para lo que es QUERER de Dios. Entonces la muerte es una buena amiga, a la que esperamos sin miedo. "Vivo sin vivir en mi/ y tan alta vida espero/ que muero porque no muero".
Y San Pablo: Deso morir para estar con Cristo para siempre. Podía seguir citando decires de santos.
Un fortísimo abrazo.

caminante dijo...

CRISTIAN: gracias por recordarme al Padre Hurtado, elevado ya a los altares. Confirma lo dicho en la contestación anterior.
Y gracias por tus palabras de aliento.
Un fortísimo abrazo.

caminante dijo...

ALMA: Dios también me concedió la gracia de que mi madre se despidiera de mi. Estábamos los dos juntos. Me sonrió, con una sonrisa amplia, donde puso todo su cariño... y se fue a la Casa del Padre.
No siempre sucede así. Por eso es bueno decir muchas veces, a los nuestros, "te quiero". Y no solamente con palabras.
Cada día es una despedida, no definitiva. Es un "hasta luego".
Un fortísimo abrazo.

caminante dijo...

SADE: Dios no es un cazador furtivo que acecha a la pieza a traición. Es un jardinero que, lleno de cariño y de respeto, corta la flor cuando es más bella. Le hemos costado demasiado para perimitirse el lujo de perdernos. Sólo se pierde aquél que, voluntariamente, se cierra al Amor.
Un fortísimo abrazo.

caminante dijo...

AIGUAMEL: disfrutar del momento es llenarlo de eternidad, de trascendencia. Es acabar, por Amor, lo que hacemos en cada instante. Es hacer lo que tenemos que hacer, porque sabemos que al Divino Espectador nos contempla con corazón de Padre. Y no queremos defraudarlo.
Un fortísimo abrazo.

caminante dijo...

GOTA DE CHUVA: siento no poder visitar tu Blog. No me lo permites. Y respeto tu decisión.
Que el pensamiento de la muerte no te angustie. Piensa -así es- que la muerte es una puerta que nos abre el camino para el encuentro con quien es Padre y muy Padre. La muerte -en sentido estricto- no existe. Es un paso: dejamos de estar "aquí" para estar "allí". Importa que el "allí" sea estar definitivamente con quien nos ama desde toda la eternidad y nos llamó para que mantuviésemos con Él una conversación sin fin.
Un forrísimo abrazo.

caminante dijo...

SEI QUE EXISTES: no tengo mérito alguno. Pongo lo que brota del corazópn, despúes de rezado. Y pensado. El mérito es de Él. Agradéceselo.
Me alegro que te ayude.
Un fortísimo abrazo.

caminante dijo...

ELBERET: pídeselo, cada día, a tu Padre Dios. Y te escuchará.
Y trata a los tuyos como si fuese la última vez que estás con ellos. Este pensamiento te ayudará a perdonar con rapìdez, a pedir perdón pronto, a "desvivirte" por los tuyos. Así estarás preparado, y sin cuentas pendientes, cuando llegue el momento de partir.
Un fortísimo abrazo.

caminante dijo...

LEITURAS: ·sabes", con la buena sabiduría, lo que debes hacer. Y vives para ese encuentro. Para tí, no lo dudes, Dios será Padre.
Un fortísimo abrazo.

caminante dijo...

TOZÉ: se es sabio, no por el hecho de vivir, sino por vivir reflexivamente. "He llegado a ser más docto que todos mis maestros, porque tus preceptos son mi meditación. Tengo más discernimiento que los ancianos, porque guardo tus mandatos".
Y la muerte nos coloca ante la verdadera sabiduría.
Un fortísimo abrazo.

caminante dijo...

ANA: el mismo título de tu Blog "A través el Velo", es ya una contestación a mi Post. Vemos, efectivamente, a travás de un velo. Nos muestra la realidad, pero sin definirla. Quitamos el velo y aparece la realidad en todo su esplendor.
Estoy de acuerdo contigo: lo que más tememos de la muerte es no saber ni cómo, ni cuándo va a suceder. Es el miedo a lo desconcido. Y al sufrimiento.
Será, no lo dudes, de la mejor manera porque viene de la mano del mejor de los Padres.
Un fortísimo abrazo.

caminante dijo...

PADEIRINHA: te digo lo mismo que a Gota de Chuva. Tengo pena no poder entrar en tu Blog. Espero que vuelvas.
No quito ni pongo palabra alguna. Tú lo dicestodo y muy bien.
Y, si además, sufrimos por Cristo...
Unfortísimo abrazo.

caminante dijo...

JOSÉ GUTIËRREZ: gracias por tus cortas y certeras palabras.
Lo mismo te deseo para tí y me refugio en esa Fuente de Amor.
Un fortísimo abrazo.

caminante dijo...

A MOONCLAD REFLECTION: cortas, precisas y concisas tus apariciones. Gracias.
Un fortísimo abrazo.

caminante dijo...

PADRE VÏCTOR: así es. Si fuésemos conscientes de esa presencia...
Un fortísimo abrazo.

caminante dijo...

A COR DO MAR: sé que así es, lo que agradezco.
No siempre es posible visitar la casa de los amigos. Suple la certeza de que los llevamos en el corazón.
Un fortísimo abrazo.

caminante dijo...

JOSÉ ANTONIO: creo que el "temor" a la muerte es innato. Es el temor a lo desconcido, a lo insperado. Los fantasmas se ahuyentan con las certezas. Y, ante la muerte, la única certeza es que llegará. Lo que tememos es el cómo y el cuándo.
Un fortísimo abrazo.

caminante dijo...

ANA PRADO: permíteme decirte que no es buena la muerte repentina. No repito lo que he dicho contestando a comentarios anteriores.
Gracias por visitarme y por tus palabras.
Un fortísimo abrazo.

caminante dijo...

ANÖNIMO: de acuerdo con todo lo que dices. Y te remito a alguna de mis contestaciones anteriores. Vivamos cada instante como si fuera el último, tratemos a las personas como si fuera la última vez... y estaremos preparados. Tendremos las cuentas en orden y las maletas preparadas.
Un fortísimo abrazo.

caminante dijo...

SOMBRA: nada tengo que añadir a los comentarios que hacen: ANÓNIMO, y los dos ALBERTOS.
El consejo que te da ANÓNIMO -piénsalo delante del Sagrario- me parece sencillamente sublime.
Un fortísimo abrazo.

caminante dijo...

ANÓNIMO: gracias por tus sabias palabras dirigidas a SOMBRA. Le harán mucho bien.
Nada tengo que añadir a tus comentarios.
Un fortísimo abrazo.

CVJ dijo...

Podemos fazer algo contra a morte mesmo que seja inexorável:
Um gesto pelo Darfur? Não custa nada!
Vá ao jovensemissao.blospot.com e confira no post sair do silêncio.
Informe, divulgue e sensibilize sff.
Não custa nada e pode fazer bem a muitos.
Abraço
leonel