sábado, febrero 17, 2007

VA POR TÍ


Densos, negros nubarrones.
Y el sol que rasga, sin piedad, los cielos.
Y borda, para el solitario visitante de la playa, estela de luz.
Esta tarde las nubes sintieron vergüenza.
Y vistieron el sol.

80 comentarios:

Wilde dijo...

Ese visitante solitario de la playa. ¿Quién no lo ha sido alguna vez?. Es genial sentirte solo, a veces...

1 gran saludo!!

caminante dijo...

Anigo Wilde, sólo sí, solitario va a ser que no.
La soledad ayuda a descubrirnos.
Bien lo dijo Lope de Vega:

"A mis soledades voy,
de mis soledades vengo,
porque para andar conmigo
me bastan mis pensamientos.

¡No sé qué tiene la aldea
donde vivo y donde muero,
que con venir de mí mismo
no puedo venir más lejos!".

Gracias por estar ahí.
Un fortísimo abrazo.

pinguim dijo...

Não sei do que goste mais, se das palavras, se da adequada ilustração.
Uma boa semana.

J dijo...

Caminante,

me gusté mucho de tus palavras, pero tambien de tu imagen.

Besos estaba con saudades deste cantinho de Dios

Maria João dijo...

Neste momento sinto-me esse viajante solitário...

Às vezes tem de ser. Temos de ficar apenas com Deus para sabermos o que Ele pretende de nós.

beijos em Cristo

Marlene Maravilha dijo...

Muito bonito! e a foto é linda!
abrazos

Brisa Marina dijo...

Mas el Solitario nunca estuvo sólo, pues el mar, la arena, las nubes, el sol, lo arropaban!!! Un beso

un árbol dijo...

Bonito blog, gracias por tu visita.

Creo que no hay soledad más sólida que la propia, la que nace de dentro.

Pero daría algo importante por dar un paseo por esa playa solitaria y no sentir soledad alguna.
Un beso.

caminante dijo...

Pinguim amigo, gracias por tus palabras. Creo que palabra e imagen van parejas.
Un fortísimo abrazo.

caminante dijo...

J. amiga, creí haberte perdido. Pero no. Regresas con nuevos ánimos. Gracias.
Un fortísimo abrazo.

caminante dijo...

María Joâo amiga, te remito a lo que digo más arriba.
No es lo mismo soledad que estar solos. Siempre nos espera Él. Y nos acompaña. Y nos quiere solos para hablarnos, quedo, al corazón.
Un fortísimo abrazo.

caminante dijo...

Mariene amiga, gracias por tus palabras que, siempre, llegan envueltas en brisa refrescnate y atardeceres de silencio.
Un fortísimo abrazo.

caminante dijo...

Brisa Marina amiga, el Solitario nunca está solo. Descubre en cada cosa, en cada acontecimiento, la mano de Alguien que le acaricia. Como lo supo el Náufrago de la Isla Misteriosa.
Un fortísimo abrazo.

caminante dijo...

Un Árbol amigo, gracias por tus palabras, rápidas y sencillas, amigas.
Abre de par en par las puertas de tu corazón. Él quiere compartir contigo el silente murmullo de las olas. Te sale al encuentro en cada curva del camino, en cada onda que muere mansamente en la orilla trayendo murmullos lejanos. La playa sólo aparentemente está sola.
Claro que el precio es embarcsarse con Él. Dejar la seguridad de la playa. Como en el Romance del Conde ARNALDOS. Vale la pena.Él sólo dice su canción al que se embarca y surca los mares.
Un fortísimo abrazo.

ALCON dijo...

Hola!!

Hermoso post, buena imagen!!

Un abrazo.

pensando con el corazon dijo...

Un blog muy interesante y con preciosas imágenes, serás de lectura diaria..


Un abrazo

Sarsillo

caminante dijo...

Alcón amigo, gracias por tu visita.
Sobrevuela mi paisaje. Algo llevarás de bueno. Al menos, eso intento.
Un fortísimo abrazo.

caminante dijo...

Amigo "pensando con el corazón", gracias por tu visita, por tus palabras y por tu promesa.
Un fortísimo abrazo.

J dijo...

Caminante,

Volté a leer tu post, y cuando lo hizo me senti mucho mejor,Dios se esconde en tus palabras, y tantas veces no Lo vemos por mera distraccion.

Besos

caminante dijo...

Gracias, Joana. Dios, como somos niños, no tiene en cuenta nuestras distracciones. Y nos brinda su presencia.
Un fortísimo abrazo.

almena dijo...

Palabras e imagen estimulan a encontrarse consigo mismo, la piel en contacto con la arena, el olor a sal, el sol en pugna con las nubes...

Un abrazo

caminante dijo...

Almena amiga, no es fácil encontrarse con uno mismo. Nos huimos, nos tenemos miedo.
El rumor de las olas, la quietud de la tarde, la tenue luz que pugna por mostrarse... pueden ser bálsamo y ayuda.
Un foretísimo abrazo.

Bombona dijo...

Caminante :
qUE hermosa sensacion reflejan tus palabras.
Caminar por la arena descalza,oir el murmulo eterno del mar,la brisa en la cara,siempre fresca.Las nubes que pelen por parecer el sol...
Gracias por visitarme

caminante dijo...

Gracias Bombona, por tus hermosas palabras.
Gozo es el mío.
Un fortísimo abrazo.

Gitana dijo...

amo los atardeceres...
el señor Sol se abre paso y se llena todo de su luz, asi es como conquista a la luna todos los dias.

Anónimo dijo...

No creo que para el ser humano haya algo peor que sentirse solo. Y muchas veces por desgracia lo esta. Aun pudiendo ver tan fantastica imagen, imagino que real, no creo que pueda sentirse acompañado por ese creador, del que usted tanto habla. Hay muchas almas solas que buscan en su interior ayuda y compañía, pero no por eso dejan de sentirse tristes y ser solitarias.

caminante dijo...

Anónimo amigo, siento no saber tu nombre en la red.
La imagen es real. Estaba esa tarde allí, frente a la portada del Monasterio de Santa María de Oya. En los años de mi infancia, pasaba largas horas, solo y sentado en las rocas, contemplando los atardeceres y las olas y el silencio... Y todo me hablaba de Dios, de ese Dios Creador a quien quiero servir.Acaso sea la nostalgia de aquellas tardes la que me lleve, en mi escaso tiempo, a esos parajes. Y reviva mi infancia.
Concuerdo contigo en la soledad de tantas personas. Y me entristece. Porque temgo la certeza -y no es mérito mío- de que Dios no quiere a ninguno de sus hijos solo y triste. Y nos busca siempre parea darnos todo su Amor.
Paro aquí. Me iría por derroteros que no son de este lugar.
Sé que, como el Náufrago de la Isla Misteriosa, tambièn tú y tantos otros encontrarán, siguiendo las huellas en la playa, a Quien, cada mañana, deja a la puerta de tu vida, la alegría.
Un fortísimo abrazo.

caminante dijo...

También yo amo los atardeceres. Reposan el día y prometen nueva vida en la mañana que espera.
Un fortísimo abrazo.

caperucita dijo...

es la proteccion de los que amamos.
muy lindo lugar este. t espero mas seguido
un abrazo!

mi foto dijo...

Buen texto y estupenda foto.
Saludos

MiaHari dijo...

Lindo o poema e a imagem!
Como eternidade!...

Abrazo para ti.

caminante dijo...

Caperucitra aniga, sigue dejando hurlla y te seguirán. Huellas optimistas, cálidas...
Un fortísimo abrazo.

caminante dijo...

Mi Foto amiga, gracias por tus palabras. Y por tu visita.
Un fortísimo abrazo.

caminante dijo...

Miahari amiga, gracias. Sabes que siempre eres bienvenida.
Un fortísimo abrazo.

Pe. Vítor Magalhães dijo...

CAMINAR JUNTOS RUMO A LA PASCOA,...

Anónimo dijo...

Caminante, de sobra sabes ni nombre. En verdad te digo que no hay mayor soledad que la incomprensión. Ese Dios del que tanto te he oido hablar, no habla. A veces, pienso que fue un sueño, del que no quiero tener más recuerdos, pero cuando me siento a comtemplar com tú un paisaje, me doy cuenta de que mi soledad será mi única compañera hasta el final de mi vida.

virginia dijo...

Las nubes son bonitas, a mi me gustan.
saludos.vir

caminante dijo...

Pe. Víctor, gracias por la invitación.
Un fortísimo abrazo.

caminante dijo...

Anónimo amigo, vale.
Saberse incomprendido es saberse no amado. Por lo tanto, no valorado como persona. Esa es la recia realidad. Terrible, cuando se da.
Dios nos comprende porque somos hechura de sus manos. Somos sus hijos. Y su amor es tan grande que ha muerto por nosotros, por tí y por mi, en la cruz.
Nos comprende tanto que hace suyo nuestro pecado.
Y Dios habla, al corazón, en el silencio. Escúchale.
Sé que no es cierta la última frase. Porque sabes dónde encontrarle, hablarle y dejar que te hable.
Un fortísimo abrazo.

caminante dijo...

Virginia amiga, las nubes ocultan el sol. Son también promesa de lluvia que empapa y pinta de color el campo.
Un fortísimo abrazo.

aquilária dijo...

por isso é que, para adivinhar o sol, em dias nublados, é preciso fechar os olhos. sonhar, acima das nuvens...

mais uma bela imagem. obrigada pela partilha.
abraço

caminante dijo...

Querida Aquilaria, cierto, para ver el Sol es preciso soñar, elevarse sobre las nubes. Dice un v iejo refrán: "muchas veces el árbol impide ver el bosque".
Gracias y un fortísimo abrazo.

Luís dijo...

E que bom é vestirmo-nos de sol.

Que poema bonito Caminante!
Gostei muito.

Um abraço

Anónimo dijo...

Caminante, no creo que Él tenga nada que decirme que no sepa, pero tengo muchas cosas que decir y que hacer y siempre tengo que hacerlas en la soledad de mi persona, porque no sigue a mi lado!
De todas formas, creo que el ser humano ha de pasar momentos de soledad para encontrar la verdad. Una verdad que solo cada quien conoce y entiende.

caminante dijo...

Grcias, amigo Luis. Me alegro. Son cosas que escribo dejando que el alma se trasparente y que el corazón asome. Quizá ahí esté el secreto.
Un fortísismo abrazo.

caminante dijo...

Caro anónimo, de veras me descolocas. Si es verdad lo que dices...me preocupa y mucho.
Creo que merece una conversación reposada.
Un fortísimo abrazo.

Kisa dijo...

post tenebras lux

reconhece melhor a luz quem esteve na escuridão e só a aceitará se não temer a vida e acreditar. Podemos encontrar a força na solidão, no caminho, no silêncio ou simplesmente nas palavras que tomamos para nós, que nos são oferecidas numa dádiva infinita de bondade e generosidade.

só posso agradecer. Obrigada!

caminante dijo...

Kisa amiga, palabras acertadas las tuyas, llenas de sabiduría. Cierto. Hay "uma dádiva infinita de bondade e generosidade" que nos es ofrecida. Aceptar algo gratuitamente exige un alma pobre.
Gracias, Kisa. Eres siempre bienvenida.
U fortísimo abrazo.

caminante dijo...

Caro Anónimo, vuelvo para rectificar un tanto mi contestación anterior.
Es cierto que, en la actuación de cada persona, hay un momento de soledad. Él es quien hace y quien ha de responder. Es hermosos porque Dios confía en cada uno y le ayuda a realizar su vida. Nunca nos deja solos, porque es Padre.
Y Él espera que le digas todas esas cosas que llevas en el corazón. Como Padre espera que le hables de tú a tú.
Un fortísimo abrazo.

Anónimo dijo...

Digo lo que de dicta el corazón, y sabe que no miento. Pero así es la vida, no siempre se gana. Y en la batalla yo perdí hasta la vida, luche pero perdí. Y he de conformarme con lo que me toca.
Soledad y tristeza.

foreveryoung dijo...

Essa foto está fabulosa!
Bjs

caminante dijo...

Caro anónimo, sé que apostaste muy fuerte: la vida en el envite. Luchaste y no perdiste. Sé que no perdiste. Espera en el puerto tu Noray. No desamarres. La tempestad pasará.
Hay siempre un cobijo para el navegante solitario que llega, rendido, a puerto.
¿Soledad y tristeza? Sólo si tú lo quieres.¡Ánimo! Nada ha cambiado que no sea recuperable.
Como te decía, esto merece una conversación reposada.
Un fortísimo abrazo.

caminante dijo...

Foreveryoung: ¡cuántas cosas diría como contestación a tus palabras y a las de tantas otras personas! No habría espacio.
Me sobrecoge lo que esta imagen suscita en tantos.
Sólo quiero dejar un comentario: Alguien incrementa, enriquece lo que uno hace. Gracias a Él. Porque de Él es el mérito.
¿Cuándo tendré la dicha de visitar, reposadamente, Óbidos?
Un fotísimo y agradecido abrazo.

gota de chuva dijo...

As nuvens ajudaram a mostrar a grandiosidade do sol. :)...a sua fortaleza.

Assim também os nossos problemas nos ajudem a aperceber da nossa força em os ultrapassar...a nossa, a que vem Dele, lá do alto.
Assim também os nossos irmãos sejam um meio de O vermos a brilhar.

gota de chuva dijo...

Beso, anonymous. y abrazo.

Cristian dijo...

Gracias por la visita, tu blog, muy interesante.- Te ganas un link... Bendiciones.

caminante dijo...

Gracias, Gota de chuva. Las dificultades enrecian el carácter. La fuerza que oponen las velas al viento, hace navegar la barca.
Un fortisimo abrazo.

caminante dijo...

Amigo Cristian, gracis por tus palabras.
Demasiado honor para mi el que me hayas distinguido en tu Blog. Será el más pequeño. Pero eso quiero que sea: un pequeño punto de luz que ilumine. El hará el resto, antes, más y mejor.
Un fortísimo abrazo.

leituras dijo...

Caminante,
Vim agradecer a visita e conhecer este espaço.
Andei lendo alguns dos post's. E quero dizer-te que gostei.
Hei-de voltar.

Bom fim de semana

Anónimo dijo...

Caminante, todo se ha perdido, nada se puede recuperar. Puede que luchase, sí, pero perdí. Ya no hay puerto para este velero..no existe ruta que seguir, todo se ha ido a pique.
No creo que esa conversación pueda ser. Sería meter el dedo en la herida y no estaría bien.

Azul caleidoscopio dijo...

Que lindo es estar solo frente al mar y sentir la companhia y la sincronia del universo. Bello poema. Besos, caminante.

caminante dijo...

Leituras amigo: gracias por tus palabras. Gracias por tu promesa de volver.
Un fortísimo abrazo.

Eremita dijo...

Caro caminante passo a Via Crucis a si para colocar no blog de quem mais desejar.Terá que ir bucar a cruz ao blog.
Santa Quaresma nos caminhos do Senhor
Abraços :):)

caminante dijo...

Queridísimo anónimo: nada está definitivamente perdido. Él sigue mirándote con mirada de cariño y te invita, tiene un lugar para tí en su Corazón.
Sí hay puerto para todo velero, por muy a la deriva que vaya. Siempre hay un viento propicio que inchará tus velas. Deja al divino Marinero que guíe tu barca.
No temas. Si quieres no reabrimos la herida. Pero una conversación reposada, creo, te iría bien.
No dejes de comentar y de leer lo que escribo. Un día te dije que no soltases la mano tendida. Sigue tendida.
Un fortísimo abrazo.

caminante dijo...

Caro Azul..., el mar es fuente de vida. ¿Recuerdas "!El viejo y el Mar?. Me encantó.
Gracias.
Repasaré tu Blog sobre cine. Soy un apasionado sin tiempo.
Un fortísimo abarzo.

caminante dijo...

Gracias Eremita. Los fiens de semana los tengo muy ocupados. Intentaré no defraudarte. Aunque no es mi estilo este tipo de "cadenas".
Santa Cuaresma tambié para tí.
Un fortísimo abrazo.

Anónimo dijo...

Caro caminante, siento la mirada del Maestro, la llevo muy dentro, por eso en imposible cerrar la herida. Pero tú mejor que nadie sabes toda trayectoria del velero. Y, créeme, no hay puerto ya para este.
Sí, recuerdo cada una de sus palabras, y de nuestras conversaciones..será difícil olvidarlas. Pero no entiendo como a pesar de todo sigue tendiendo su mano??

caminante dijo...

"Caro caminante, siento la mirada del Maestro, la llevo muy dentro, por eso ee imposible cerrar la herida". No tengo nada más que añadir. Por favor, no cierres la herida. Él te sigue queriendo como antes. No lo dudes.
Conozco la derrota del velero. Y, porque la conozco, sé que hay un puerto esperando. Y en él,lo sé, te aguarda con los brazos abiertos, el divino Capitán. Otea el horizonte y desea ardientemente que llegues.
¿Entiendes ahora porqué sigo tendiendo la mano?. No la sueltes.
(Nota: derrota es la ruta que sigue el barco, ¿me explico?).
Sigue escribiendo. No pierdas la esperanza.
Un fortísimo abrazo.

Maria dijo...

Poema lindissimo, foto fantastica.
Que más quieres?
Un abrazo

caminante dijo...

María amiga, no quiero nada más. Demasiado es lo que recibo.
Gracias por tus palabras.
Un fortísimo abrazo.

Tanhäuser dijo...

Precioso, como siempre, amigo mío.
Un placer leerte.

Anónimo dijo...

Caminante, no podría vivir con esa herida abierta, tu lo sabes. Ya nada es igual, mi corazón se ha endurecido y no puedo ni quiero volver a vivir lo mismo. Puede que en puerto tenga a alguien esperando, pero él no puede pedirme esto. No viendo las consecuencias. Agradezco su ayuda, y su apoyo, pero no sería correcto volver a empezar. Lo entiende? Seguiré escribiendo, porque me calma y me da paz, pero desde el día 21 de septiembre, la persona que conocía murió, allí donde estaba, ahora es distinta y no hay duda de que quiere cambiar.

caminante dijo...

Amigo Tanhäuser, sigo asombrado. Se ve -y lo repito- que el Bog me supera. Y esto es bueno.
Un fortísimo abrazo.

caminante dijo...

Carísimo anónimo: sé que esa persona no murió el 21 de septiembre. Sencillamente porque no tiene fecha de caducidad. Ha parado el paso.
Entiendo y comprendo tus razones. Por eso quiero estar ahí.
Tú misma lo dices en el comentario anterior: "Siento la mirada del Maestro...". Por eso te mandé lo que te mandé.
Permíteme un consejo: guarda en tu alma el calor de aquellas conversaciones con Él. Y manténlas, en silencio, en la soledad de tu casa. Te harán bien.
Sigo pensando que todo esto merece una conversación repodada, Tú sabes que siempre te ayudaron.
No quieras cambiar. Siempre es tiempo de volver, aunque sea de otro modo.
Espero que sigas escribiendo. Y, si quieres, más largamente en mi correo. Espero.
Un fortísimo y leal abrazo.

Tozé Franco dijo...

Estar só numa praia,olhando para a imensidão do mar, em qualquer altura do dia, é uma experiência fabulosa.
Boa semana.

caminante dijo...

Amigo Tozé, gracias. En esa playa pasé -como ya lo dije- muchas horas de mi infancia. Sólo ante la imensidad del mar. Y me comunicó muchos secretos. Por eso me gusta volver.
Un fortísim abrazo.

elsa nyny dijo...

Olá Caminante!!

Sou apaixonada pelo mar!
ficaria ali até de me esquecer de mim...a contempla-lo!!

Tudo de bom para ti!
:)
Bj

caminante dijo...

Amiga Elsa, compatimos también el mar. Y su contemplación.
Un fortísimo abarzo.

Amadora dijo...

Caminante, he viajado por tu blog y he visto las hermosas imágenes que de tu camino vas dejando en él, y además las huellas en forma de palabras, son imborrables. A mi también me gustaría formar parte de tus amigos blogueros y desde luego que sería un honor. Un biquiño.

Roselio Camacho dijo...

Buena inspiracion.